Viajes: Nueva Zelanda

45901_new-zealand

¡Hola Exiliados!

Aqui en Exil.es nos encanta compartir las experiencias y recomendaciones de viajes de todo el equipo e incluso de amigos y familiares. Esta vez le toca el turno a Nueva Zelanda.

Nueva Zelanda es la Tierra Media, tiene todo cuanto soñó J.R.R. Tolkien cuando escribió El Señor de los Anillos y más. En principio Nueva Zelanda es un grupo de dos islas grandes conocidas como isla Norte e isla Sur (poco imaginativos los neozelandeses) y varias islas menores alrededor de ellas. Se encuentra en el continente Oceánico y es tan retirado que mucha gente opta no ir por lo complicado de acceder a él (dependiendo de en que parte del mundo te encuentres, claro). Se formó por actividad volcánica, muy parecido a la situación que tiene Hawaii, y aunque propiamente no tiene actualmente volcanes activos, si cuenta con un área rica en actividad geotérmica y donde se pueden disfrutar de aguas termales.

En Nueva Zelanda se pueden hacer gran cantidad de actividades pues goza de varios ecosistemas en sus dos islas, hay montañas y fiordos en la isla Sur, mientras que hay gran cantidad de zonas de surf y de buceo así como de bosques y selvas donde se puede acampar. Para aquellos preocupados por la seguridad, los locales consideran a Nueva Zelanda un Australia pero sin nada venenoso, pues no hay serpientes, ni osos, ni insectos peligrosos, cortesía de su situación geográfica y por lo tanto se puede andar con relativa calma, por bosques, selvas y caminos en todo el territorio.

Si bien uno de sus atractivos más grandes son las locaciones de grabación de la saga de “El Señor de los Anillos”, aunque probablemente la más famosa es Hobbiton (la aldea Hobbit) de la película de “El Hobbit” y la saga de “El Señor de los Anillos”  además del Weta Studio que fueron los encargados de todos los props y objetos de la saga además de varias otras películas y videojuegos famosos y que ambos se pueden hacer un pequeño tour donde se les enseña como es que fue posible crear el mágico mundo de la Tierra Media.

La verdad es que para ver ambas islas se requiere al menos de un mes para poder apreciar y hacer la mayor cantidad de actividades posibles. Una posible solución es trabajar en alguno de los hostales de cada ciudad o área que se vaya visitando, varios solicitan ayuda extranjera y ofrecen al menos el hospedaje para aquellos que gusten ayudar.

Esperamos ahora tengan más ganas de visitar este pequeño paraíso en el fin del mundo que es Nueva Zelanda.